jueves, 6 de julio de 2017

Ruta a Rusia Junio - Julio 2017



Hay un episodio menos conocido de la segunda guerra mundial que siempre me ha interesado. Este es el colaboracionismo de las naciones europeas con el fascismo. ¿Cómo es posible que los alemanes invadieran toda Europa sin apenas oposición? No se puede entender sino es porque la población o parte de ella, veía con buenos ojos a Hitler. Y una pregunta que dejo en el aire por si alguien sabe la respuesta: del tan traído y llevado “oro de Moscú” sabemos mucho, pero… ¿qué pasó con los dineros de los bancos centrales europeos? ¿se los entregaron a Hitler, financiando así la guerra y el asesinato de masas?
En España, la cosa no fue muy diferente, es decir, una parte de la población en un lado y la otra en el otro. La diferencia es que aquí luchamos (y perdimos), como lucharon (y ganaron) en Inglaterra y en Rusia. Como otros muchos países europeos, España envió una fuerza militar a combatir al lado de los nazis. Esta fuerza militar se llamó la División Azul y formó parte del cerco a Leningrado (actual San Petersburg).
Ante la dificultad en tomar la ciudad al asalto, los alemanes decidieron cercarla y dejar que la población muriera de hambre y frio. “Así no tenemos que alimentar a tres millones de personas” (Hitler). De esos tres millones de habitantes, un millón murió durante el asedio, que duró tres años. Se dieron casos de canibalismo y compra venta de cadáveres para sobrevivir.
En este crimen participó la División Azul y dentro de ella, mi tio. Yo siempre he tenido cierto sentimiento de culpa, de vergüenza, de pesar, por lo que hizo mi tio. De modo que he creído importante ir a San Petersburg y disculparme con los rusos. Este ha sido el objetivo del viaje.
Este es el texto de la hoja que repartí por Rusia:

A los heroicos defensores de Leningrado y al pueblo ruso en general:

Mi nombre es Enrique Guillén y soy español. Mi tio, que se llamaba Enrique Guillén igual que yo, fue voluntario en la División Azul, una sección del ejército español que luchó con los alemanes en el cerco de Leningrado.

Un Enrique Guillén vino hasta aquí para hacer daño, otro Enrique Guillén viene a disculparse. Aquí estoy para expresar mis mas sinceras disculpas por lo que mi tio y sus compañeros hicieron al pueblo ruso.

Idelógicamente, yo desciendo de aquellos españoles que lucharon duro contra el fascismo. Como en Madrid, pienso que Leningrado dio un ejemplo al mundo en dignidad y orgullo nacional.

Yo no soy comunista sino que creo en la libertad y la democracia. La decisión sobre si el comunismo era o no una buena idea corresponde al pueblo ruso y en cualquier caso, las bombas y las balas no ayudan sino que agravan el problema. Mi tio no tenía derecho a intervenir en los asuntos nacionales rusos y lo hizo del lado equivocado.

Mis recuerdos están con los luchadores anti fascistas de todo el mundo.

Enrique Guillén.


To the heorics defenders of Leningrad and the Russian people in general:

My name is Enrique Guillén and I am Spaniard. My uncle, named Enrique Guillén as myself, volunteered in the Blue Division, a fraction of the Spanish Army that fought along the Germans in the siege of Leningrad.

One Enrique Guillén came here to do harm, another Enrique Guillén comes here to apologize. Here I am to state my deepest apologies on what my uncle and partners did to the Russian people.

Ideologically, I am a descent of those Spaniards who fought hard against the fascism. Like Madrid, I think that Leningrad gave an example to the world on dignity and national pride.

I am not a communist but a true believer in freedom and democracy. Wheter the communism was or was not a good idea, this was up to the Russians to decide, and in any case, bombs and bullets would not help but increase the problem. My uncle had no right to intervene in Russian national matters and did it in the wrong side.

My memory stays with the anti fascists fighters all over the world.

Enrique Guillén.






Героическим защитникам Ленинграда и всем русским людям посвещается.

Меня зовут Энрике Гуйлен и я испанец. Мой дядя, которого также звали Энрике Гуйлен, ушел добровольцем на войну в составе "Голубой Дивизии". Это подразделение сражалось на стороне Германии во время Второй Мировой Войны и участвовало в блокаде Ленинграда.

Один Энрике пришел в вашу страну причинить вред, другой Энрике пришел принести извинения за это. И вот я здесь и приношу самые глубокие и искренние извинения за то, что совершил мой дядя и его сослуживцы. Я из того поколения испанцев, которые были ярыми противниками фашизма. Ленинград, как и Мадрид, является ярким примером достоинства и национальной гордости для всего мира. Я не коммунист и свято верю в свободу и демократию. Был ли коммунизм нужен или нет, это могли решать только русские люди. В любом случае бомбами и пулями искоренять его было нельзя, этот метод никогда не приводит ни к чему хорошему. Мой дядя не имел права вторгаться на русскую землю, и уж тем более делать это на стороне гитлеровцев. Мой разум всегда будет на стороне борцов с фашизмом по всему миру.

Энрике Гуйлен


 
DIA 1. 15 Junio 2017 Cogolludo – Toulouse F

Después de mucho tiempo de espera, de dos años reuniendo el dinero suficiente, y de muchos preparativos desde casa, por fin llega el dia deseado. ¡Andando! La primera meta es Toulouse donde voy a reunirme con Alberto, un amiguete de las motos. Se me da bien, llego temprano y tengo la oportunidad de tener una bonita charla con Alberto. Vamos, que la cosa va bien.






DIA 2. 16 Junio 2017 Toulouse F – Belfort F

Dejo de lado las aburridas autopistas francesas y me adentro por el macizo central, la parte de Francia que mas me gusta y también las mas deshabitada. Hace calor y el dia se hace largo. Pero por fin llego a destino. El macizo central me encanta como siempre. Una vez hace años vi sabinas por aquí, pequeñas, pero sabinas como las de España. Ahora no recuerdo exactamente donde fue.





DIA 3. 17 Junio 2017 Belfort F – Bamberg D

Entro en Alemania y mi objetivo es el norte del estado de Baviera, la ciudad de Bamberg. Una vez tuve una novia que era de aquí. Un encanto de muchacha pero un poco demasiado loca para mi. ¿Dónde estás Sandra? Te recuerdo con cariño. A lo que vamos, ¿que es lo primero que todo motero que se precie desea conocer de Alemania? Exacto, las autopistas sin límite de velocidad. Pues no es para tanto. Primero, las autopistas si tienen límite de velocidad y ocasionalmente, el límite desaparece y no hay límite alguno, sin ninguna razón aparente, solo por capricho. Esto hace entretenido el viaje, tienes que estar todo el rato mirando el gps y esas pequeñas señalitas que marcan cual es el límite de velocidad. Yo probé a poner la moto a 160 por el carril de los rápidos pero pronto me aparté no sea que me pase un misil alemán por encima. Definitivamente, la velocidad no es lo mio.
Hoy he conocido a Silvio di Maggio, que posee una pizzería cerca de Bamberg. Pizzería San Pio en Pettstadt. Es fan de Rossi, como no. Tenemos una agradable charla y me regala una imagen de San Pio, el patrón de su pueblo en Italia, para que me proteja en el camino.  Y ciertamente lo ha hecho. Gracias a Silvio y a San Pio.





Un poco antes de llegar a Bamberg está el pequeño pueblo de Grafenwöhr. Pequeño pueblo con gran base militar. Hoy dia es base OTAN, pero en el periodo que nos ocupa, la segunda guerra mundial, en esta base se concentraban los soldados españoles de la división azul, recibían sus uniformes alemanes y entrenamiento y luego partían hacia el frente. Los españoles se ganaron fama de indisciplinados y sucios para los alemanes, impresión que luego cambiaría en el campo de batalla, como veremos mas adelante.
Desde aquí, los españoles partían hacia el frente a través de Bielorusia. En principio estaban destinados al sur de Rusia, pero durante el camino recibieron órdenes de dirigirse a Leningrado. Parte del viaje lo hicieron en tren y parte andando. Yo, por mi parte, quiero ver a mi amigo Dmitry en Kaliningrado, así que me desvío un poco de la ruta de la división azul para hacer la mia propia.






DIA 4. 18 Junio 2017 Bamberg D – Lask PL

Las carreteras en Polonia han mejorado mucho desde la última vez que estuve aquí hace años. El camino se hace fácil y sin mayores problemas. Paso Wroclaw donde había pensado pasar la noche y sigo al azar hasta Lask (la ele lleva un palito se pronuncia UASK) donde encuentro un hotelito baratito donde me dan de comer de maravilla, pero… ¡terror! ¡acabo de entrar en el territorio de las sopas! No es que estén malas, al contrario, pero… ¡yo no quiero sopas! (firmado: Mafaldo) y a partir de aquí tendré sopas hasta en la sopa. Desde aquí hasta Ucrania, son todo sopas. Dichosas sopas.






DIA 5. 19 Junio 2017 Lask PL – Frombork PL

Y muy rapidamente me planto en Frombork. Aqui tengo que esperar porque mañana empieza mi visado para Rusia. Frombork es un pueblecito delicioso donde encuentro un restaurante que sirven pescado recién traído por los pescadores. Mi impresión sobre Polonia es que ha mejorado mucho en lo material, pero… ¿por qué tengo yo la impresión de que este es un país constreñido, como atado, a punto de explotar?
Tuve una pequeña conversación con el dueño del restaurante. Este se expresaba en alemán. Mi alemán es muy pobre, así que la conversación también lo fue. Deseaban irse a España al jubilarse. Una pregunta me vino a la mente, si estoy en la antigua Prusia ¿por qué me sorprende oir hablar en alemán? La respuesta me llegó unos dias después. Empezaba a germinar mi preocupación por el movimiento forzado de poblaciones.






Señal en la carretera de acceso a Frombork. ¿qué querrá decir? ¿tengo 60 vacas y las cuento cada noche? ¿si atropello a una vaca a mas de 60 la pago yo? ¿60 vacas sueltas? Efectivamente había una granja de vacas mas adelante.


DIA 6. 20 Junio 2017 Frombork PL – Kaliningrado RU

Distancia corta. Lo mas llamativo es el cruce de la frontera con Rusia. Sin mayores problemas. Te marean un poco con el papeleo, pero eso es todo.









Dia 7 y 8. 21 y 22 Junio 2017 Kaliningrado RU

Descanso en Kaliningrado, en casa de Dmitry y Anna. Me viene muy bien para adaptarme a Rusia porque pronto me encontraré solo danzando por la “gran Rusia”, como ellos llaman al resto de Rusia. El primer dia me paseo por la ciudad y comprendo que puedo orientarme solo. Kaliningrado es grande, rico y atareado. Miles de personas de acá para allá. Visito la catedral ortodoxa y leo algo sobre esta religión. Resulta que las diferencias teológicas son mínimas con respecto al catolicismo. Es todo cuestión de geopolítica, de definir regiones del globo que quieres que estén bajo tu control. Comprendo que la división este – oeste en Europa es un problema de siglos, nada fácil de resolver tras tantos años. Me pregunta la madre de Dmitry por que razón no vuelvo a través de Bielorusia y le contesto que le tengo miedo a ese país. Ella se echa a reir ¡pues Ucrania es mucho peor! Comprendo que la división de bloques aumenta la incomprensión entre los dos lados. Para ella, Bielorusia es un país amigo, para mi, es un país hostil. Habrá que conocerlo y comparar.

El segundo dia me paseo con la moto por el mar Báltico, por la estrecha franja de tierra que comparten Rusia y Lituania y que es parque natural. Resultó ser un dia muy interesante, no solo por lo bonito que es esto, sino por las gentes que me encontré por el camino.
Primero unos franceses que iban en moto por allá. Estuve un rato de charla con ellos. Buen viaje.
Luego me tomo un café en un bar y aparece una pareja de Moscú. El habla inglés así que la conversación está servida. Les cuento el motivo de mi viaje y les entrego unas hojas de papel con mis disculpas al pueblo ruso. La emoción aparece. La dueña del bar me cuenta que su padre conducía un camión por el helado lago Ladoga sacando gente de la ciudad y llevando suministros. Estos convoyes eran frecuentemente bombardeados por los nazis. Ella dice que está a punto de llorar. El me dice que para ellos, los rusos, es muy importante que el mundo reconozca lo que hicieron luchando contra el fascismo.
Me cuenta también que muchas cosas malas pasaron durante la guerra. Por ejemplo, todos los alemanes fueron expulsados de la zona de Kaliningrado por decreto del gobierno ruso. Ahora entiendo porque no oigo hablar alemán por aquí. En efecto, de 12 a 14 millones de alemanes en el este de Europa fueron expulsados y sus bienes confiscados después de la guerra por los países vencedores de la contienda. No solo por los rusos, sino por todos. En el caso de Kaliningrado, fueron reemplazados por personas procedentes de toda Rusia. Así pues, las personas que viven aquí no tienen raíces en esta tierra. En dias sucesivos, reflexionando sobre los movimientos forzados de población, me vino a la cabeza lo que me decía un “tejano” apellidado Oringdorf. Me decía que en Texas no se tiende la ropa al sol para secarla, como si fuera de mala educación o algo mal hecho. Diablos, que sabrás tu, con ese apellido, lo que es vivir al sol. En Letonia, cuatro millones de personas y de ellos un millón de rusos traídos por Stalin (las que liaba ese muchacho) los letones se aferran a sus tradiciones como modo de defensa ante la “amenaza” rusa. Los desplazados no tienen raíces. Los indígenas si.
Me despido de ellos entre abrazos y al quedarme solo en la moto, unas lágrimas no me dejan ver la carretera.
Pero no ha terminado el dia. Ya de vuelta para la ciudad, se me para un motero y me saluda. Charlamos, me invita a una cerveza, aparece su amigo con otra moto y me llevan a ver cosas por ahí, incluido un monumento en memoria de los motoristas del ejercito ruso muertos en la guerra, que pagaron sufragándolo entre motoristas de toda Rusia.
Muy agradecido por la hospitalidad, sigo viaje. Destino Letonia.


























DIA 9. 23 Junio 2017 Kaliningrado RU – Aluksne LV

Pues vámonos a Letonia. Por la estrecha franja de tierra, que eso es bonito, no hay nadie y es buena carretera. Hay que pagar un poco, pero merece la pena. Una frontera amistosa, fácil de pasar y ya estamos en Lituania. Un pequeño ferry y ya estamos en “tierra firme”.
Las carreteras que uso en Lituania son buenas, se hace fácil. Por Letonia también, hasta que el gps decide que ya es hora de animar un poco la cosa, que esto es aburrido y me mete por la ruta del rio Ogre. Diablos, 50 km de pistas que los letones usan como circuitos de rallies. No comprendo como no se presenta ninguno al mundial. Llego cansadísimo al lugar donde había quedado con mis amigos letones y no aparece nadie. Pues yo rapidamente me busco un hotel y al poco aparecen mis amigos por allí. No, tu no te quedas aquí. Resulta que es dia de fiesta grande en Letonia. Es el solsticio de verano y se celebra en el campo. Se tiene la misma costumbre que en España, pasar la noche junto al fuego, saltarlo, bañarse al amanecer… así que ni aparecí por el hotel después de pagarlo mas que para recoger mis cosas al dia siguiente.



DIA 10. 24 Junio 2017 Aluksne LV

Dia de paseo por Aluksne. La foto es en lo alto de una torre de madera muy alta que tienen. Se pone a llover y somos como 18 personas para dormir en un piso pequeño sin agua caliente. Inauguramos la temporada de baño en un lago próximo a pesar de lo fria que está el agua. Y yo, sencillamente, estoy CANSADO con mayúsculas. Que uno ya no tiene edad para no dormir y pasar el dia con una multitud. De manera que me acuesto temprano y a la mañana siguiente me voy de Letonia. O me voy, o acaban conmigo.






DIA 11. 25 Junio 2017 Aluksne LV – Veliky Novgorod RU

Para llegar a la frontera rusa, hay que pasar un poquito por Estonia. Esta vez, tuve problemas al entrar a Rusia. Llevaba el móvil en la moto, usándolo como gps, y se molestaron los agentes de la frontera porque pensaron que estaba grabando, lo que no era cierto. De hecho, ni se como hacerlo. Empezaron a pedirme papeles absurdos y yo reaccioné cabreándome y soltando parrafadas en inglés que ellos no entendían. Me salió bien la jugada y me dejaron pasar sin mas dificultades.
Por cierto ¿qué decir de las agentes de aduanas rusas? Yo todavía estoy enamorado de la que te deja entrar a Kaliningrado….
El gps tuvo a bien llevarme por la campiña rusa, por unas carreteras de miedo, por lo malísimas que eran. Poca cosa mas que contar. Veliky Novgorod tiene un bonito Kremlin. Esta tarde aprovecharé para visitar el memorial en recuerdo de la división azul. Esta ciudad sirvió como base para la división. Asi que yo también la usaré como tal. Mañana a San Petersburg y vuelta aquí y pasado hacia Tula. 


El lugar es amplio y está dedicado a los combatientes alemanes en la segunda guerra mundial. Hay un espacio para la división azul, que es el único que está cuidado. Los alemanes pasan ampliamente de los nazis.
Bueno, una placa de recuerdo está bien, pero a mi eso de "nuestros caídos" me suena mal. En el resto de las placas están los nombres de los fallecidos de la división azul, con la fecha en que murieron. Creo que esto lo inauguró el embajador español.


DIA 12. 26 Junio 2017 San Petersburg

La carretera Moscú – San Petersburg es peligrosísima. Hoy me toca hacer el tramo Novgorod – San Peter y vuelta y mañana será Novgorod – Moscú y luego Tula. No te puedes despistar un segundo. Ojos bien abiertos y suerte.
La primera parada fue en Krasny Bor. Aquí tuvo lugar una batalla en la cual los rusos trataron de romper el cerco a Leningrado por el sector español y se llevaron una derrota. Las primeras fotos corresponden a la estación de tren de Krasny Bor y la línea férrea Moscú – Leningrado, en poder de los alemanes y defendida por los españoles. La segunda foto corresponde a las tierras alrededor del pueblo. Por estas tierras, sin arbolado, trataron de entrar los rusos, al ser accesibles para los tanques. Esto es un cenagal pantanoso que estaría helado en invierno y cubierto de nieve. No se puede cultivar. Las últimas fotos corresponden al rio Ishora, adonde se retiraron las tropas españolas, cediendo apenas un kilometro de terreno que a los rusos no les sirvió de nada. Las fotos están tomadas desde el lado español en la batalla. Los rusos venían por la otra orilla.
La División Azul fue condecorada por esta acción y Hitler llegó a decir que los soldados españoles eran lo que los soldados alemanes quisieran tener a su lado. Por otra parte, este éxito de la división provocó que el cerco a Leningrado se prolongara un año mas. Murió el 70% de la división.
Llegué a San Peter, plaza de los heroicos defensores de Leningrado y me puse a repartir mis papeles. La respuesta que obtuve fue fria. ¿y este que hace? pues bueno, pues vale. Poco mas. Que diferencia con la gente de pueblo. Cada dia las ciudades me gustan menos. En fin, objetivo cumplido y vuelta al hotel en Novgorod.




DIA 13. 27 Junio 2017 Veliky Novgorod – Tula

Bien. Carretera peligrosa hasta Moscú. Super atasco en la circunvalación de Moscú y luego Tula. Por fin en Tula. A esta ciudad solo se podía acceder con un permiso especial en la época comunista, a causa de la fábrica de armamento de Tula. En esta fábrica se producían las pistolas Tokarev, los fusiles Nagant, los AK 47 y todo tipo de armamento. En la segunda guerra mundial, Tula resistió al ejército alemán y nunca fue tomada. Un consejo, al salir de Rusia, no hagais como yo, que dije que venía de Tula y los ucranianos se pensaron que llevaba un arsenal en la moto. Decid que venís de Moscú y os evitareis problemas.
Me gusta el paisaje de esta zona y todo a continuación hasta la Ucrania rusa incluida. En la foto, se puede apreciar algo que es normal en Rusia, la carretera y un amplio arcén de tierra.






DIA 14. 28 Junio 2017 Tula RU – Konotop UA

Visita a Yasnaya Polyana, la casa natal y lugar donde vivió Leon Tolstoi. Desilusión, estaban de obras y no pude entrar. Así que me contenté con una foto de la entrada a la finca y andando para Ucrania. Un paseo delicioso. Carretera en buen estado, curvitas para tumbar un poco la moto (lo poco que he podido tumbar, que he vuelto con las ruedas cuadradas) y tráfico razonable.
En la frontera, salida de Rusia sin problemas y al entrar en Ucrania me topo con los graciosos ucranianos. Chulos, graciosillos, torpes y serviciales todo a la vez. Me hicieron repetir la ruta que había hecho diez veces, me tuvieron allí esperando como un tonto… para luego pedirme perdón con inclinaciones de cabeza. Al fin y al cabo, vengo de España y eso está en la UE.






DIA 15. 29 Junio 2017 Konotop UA – algún lugar cerca de Lviv UA

Konotop fue base para la caballería cosaca en una guerra que tuvieron con Rusia (y que ganaron). En conmemoración tienen un pequeño monumento al caballo cosaco y allá que fui a hacerme la foto. Un cafetito y a cabalgar cual cosaco, que hoy me tengo que cruzar Ucrania.
La carretera es buena, pero los ucranianos están locos. Los rusos ya conducen a su manera, pero lo de Ucrania es demasiado. Adelantamientos imposibles y locuras variopintas. Vi el único accidente del viaje y es un milagro que no haya habido mas. Un trailer que se puso a cambiar de sentido por todo el morro pensando que los demás frenarían y otro trailer que no pudo o no quiso frenar, hostión. Los dos a tomar por culo.
Sufrí la mordida de la policía ucraniana ¡como no! Pero hay que decir que ahora ya esto es evitable. Suelen estar en los cruces y los cruces limitados a 60. Pues si vas despacio, no te paran. No hagas cosas raras y no te paran. Si te paran, estás jodido. Algo has hecho, cierto o no, y no te vas sin pagar.
Por la tarde se pone de tormenta y yo me refugio en un sitio que resulta ser un motel. Pues mira, ya puestos, aquí me quedo a dormir, aunque no sepa exacto donde estoy. Por la noche, me invitan a vodka los del hotel, el jefe, su hijo y las dos trabajadoras del hotel. Nos entendemos gracias al traductor de google. Una velada agradable, pero interesada. Que si donde trabajo, que si cuanto gano, que si me quiero casar con una ucraniana (y ya llamaban a una amiga suya) En fin, cosas del vodka, decían, pero nadie había bebido tanto.
Mi opinión sobre Ucrania es la siguiente: una vez mas, nos hemos juntado con los peores.
El este de Ucrania no es rusófilo o pro ruso, es que son rusos. Se ve en las casas. Las casas del este son estilo ruso, son rusas como las puedes ver en cualquier lugar de Rusia. Las casas del centro y oeste son de otra manera, estilo centroeuropeo, iguales a las de Eslovaquia. Para mi, esto denota una cultura diferente y una identidad diferente.
La gente del este son hoscos en el trato, al estilo ruso, pero enseguida buscan la manera de resolver un problema con iniciativa. Los demás son cortitos de mente que entre seis no serían capaces de coger una moneda del suelo si alguien no les dice como hacerlo. Cero iniciativa, cero laboriosidad. Prefiero los del este cien veces. Los otros son capaces de volverte loco en cinco minutos.
Pues bien, los del este se quieren quedar con Rusia. Lógico, puesto que son rusos. Pero además, deben estar hartitos de los otros. Por esta razón digo que hemos escogido a los peores como compañeros de viaje, en este juego que la UE y la OTAN se llevan con Rusia.







DIA 16. 30 Junio 2017 algún lugar cerca de Lviv UA – Kaluza SK

Recorro lo que me queda de Ucrania y paso la frontera, lenta, pero sin mas inconveniente que aguantar a los impertinentes policías ucranianos. Me pregunta el tipo si llevo un Kalasnikov en la moto y le contesto que uno no, que llevo cinco. Se me queda mirando pero la cosa funciona y me deja en paz.
Ya estoy en la UE y la cosa se nota. Buenas carreteras, mucho turisteo y mucha moto. Mucha BMW nueva. La manera de circular es normal, igual a la que estamos acostumbrados en España. Existe un tipo de hotel, llamado penzion, una especie de hotelito rural familiar, donde te alojas y te dan de comer por un precio razonable. A descansar que mañana tocan los Tatra.


DIA 17. 1 Julio 2017 Kaluza SK – Straza SK

Dicen de los relojes suizos, pues yo, si algún dia los eslovacos se deciden a fabricar relojes, me compro uno. Que exactitud en los horarios. Que puntualidad. Impresionante.
El dia de hoy está dedicado a las montañas Tatra. Son preciosas, la pega que tienen es que están en pleno centroeuropa y a una distancia ideal para una escapada de un dia o de un fin de semana para un montón de países. Los eslovacos van a tener que hacer algo para protegerlas. Amaneció lloviendo y al principio la ruta fue pasada por agua. Luego salió el sol y me dejó disfrutar mejor de las vistas.
Me sorprendió ver un cierto número de gitanos en un pueblo de los Tatra. Caras sucias, ropa rota, mujeres lavando en el rio, malas condiciones de vida. Y yo me dejé llevar y monté mi propio campamento gitano en el aparcamiento del Lidl, mientras almorzaba y se secaba la ropa.









DIA 18. 2 Julio 2017 Straza SK – Rosenheim D

Cruzar Austria por carreteras excelentes y llegar al sur de Baviera en Alemania. Nada especial a destacar salvo que era domingo y al llegar al hotel, me dice el tipo que los domingos no trabajan, me explica cuatro cosas y se va. Hala, adios. En la habitación me encuentro un ejemplar del Nuevo Testamento en tres idiomas. Bueno, yo me veo una peli de zombies.
Rosenheim es un bonito pueblo bávaro, muy bonito. Está cerca de Munich, pero a mi me hace pensar en lo acertado de mi decisión. Nada de ciudades grandes, sino pueblos o ciudades pequeñas, manejables. En efecto, me da tiempo a darme un paseo muy agradable por el centro de Rosenheim.






DIA 19. 3 Julio 2017 Rosenheim D – Colmar F

Hoy me dejo llevar por el gps, vagabundeando sin preocupaciones por el sur de Baviera. Y cual es mi sorpresa al encontrarme de golpe con un lago muy grande. Al principio pensé que sería el mar, pero eso no podía ser. Y entretanto me vi metido en un ferry y me di cuenta de que era un lago y por fin que era el lago Constanza, del cual tanto había oido hablar. Precioso sitio para pasar unos dias. En Colmar me acuesto temprano, estoy cansado.






DIA 20. 4 Julio 2017 Colmar F – Cogolludo E

Me levanto con mas ánimo y decido tirar para casa. Si llego bien, y si no, pues paro por el camino. El caballo cosaco de Konotop me acompaña y consigo llegar a casa después de un viaje de 1.600 km. del tirón. Hoy he aprendido que, en caso de atasco, me tiro como loco a la derecha para seguir por el arcén, sin despeinarme. Eso si, llego hecho cartón mas que persona. Me da el tiempo justo a beberme una cervecita que había dejado preparada para la vuelta en la nevera, escribir algo en el facebook y tirarme en la cama. Fin del viaje.


ALGUNAS CONSIDERACIONES FINALES

El gasto en el viaje ha sido de 1.628 euros, añadiendo lo gastado en preparativos, que aproximadamente habrán sido unos mil euros, total 2.628 euros. Ahora debo llevar la moto al taller porque el amortiguador trasero hace algo raro. Si estuviera roto, habría que añadir esto al gasto total. El cambio de aceite, filtro, bujias ya estaba presupuestado.

Para comer en Rusia, la mejor opción son los cafés, escrito así: кафе. A pesar de su nombre, en estos establecimientos se da de comer. Se come bien, es comida casera hecha por mamitas rusas. Y barato, a mi me ha salido por entre 300 y 800 rublos, dependiendo de lo que pidas. El menú normal consiste en sopa mas un plato de carne. Hay varios tipos de sopas, pues el que sea, que todas son buenas. La carne puede ser pollo, cerdo o ternera. La guarnición se pide aparte y puede consistir en arroz (arroz blanco) patatas fritas o ensalada. El pan también se pide aparte. Para beber, lo normal es el té. No os hagais los listos y no pidais alcohol en la carretera. Existen también los restaurantes, escrito así: ресторан. Se come bien, es algo mas caro que los cafés, saldreis por los mil rublos o algo mas. Problema, no hablan inglés. Es muy recomendable llevar un móvil preparado para la traducción y así al menos entenderse en lo mínimo.

En Rusia y Ucrania no tengais miedo de que os engañen con los precios, no lo van a hacer. Siempre te cobran antes de servirte, es costumbre. Encontrareis que los precios son mas bajos que en España, especialmente la gasolina en Rusia (40 rublos) y Ucrania en general.

Hay gasolineras, bancos y cajeros automáticos por todas partes. En Rusia aceptan tarjeta visa con mucha frecuencia. En Ucrania no tanto. En las gasolineras, siempre aceptan tarjetas.

Estoy a vuestro servicio para cualquier duda que tengais y yo pueda resolverla.









No hay comentarios:

Publicar un comentario